Teléfono: (+34) 959 249 313 (4 líneas)

BLOG

Sigue las últimas novedades con COMFINCA

Tarifas con discriminación horaria, el contrato de luz «desconocido» que más conviene a los consumidores

  • 22 de Mayo, 2019
  • ABC

El número de clientes con la tarifa 2.0 DHA se disparó de 2.744.604 a un total de 4.568.257 en diciembre de 2018, según datos de la CNMC.El número de consumidores con tarifas eléctricas que incluyen la discriminación horaria se disparó el año pasado. Aunque siguen siendo una minoría, la cifra de clientes abonados a la 2.0 DHA pasó de 2.744.604 a un total de 4.568.257 en diciembre de 2018, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Las razones de esta tendencia al alza residen en la necesidad de ahorro de los ciudadanos ante la fuerte subida del precio de la luz el año pasado, pero también podrían deberse al cambio de peaje de acceso que realizan algunas comercializadoras sin el consentimiento previo del cliente, tal y como ha denunciado recientemente la Competencia. Las empresas realizarían estas modificaciones para aplicar al usuario la discriminación horaria dentro del mercado libre, donde se pueden incluir otros servicios adicionales de pago a la vez que se establece un precio fijo para el consumidor, quien finalmente no aprovecha los descuentos de esta tarifa. Desde la CNMC señalan que además no se está dando la opción al consumidor de oponerse al cambio y solo se le ofrece la posibilidad de rescindir el contrato.

Pese a las «malas prácticas» mencionadas, la tarifa de discriminación horaria casi siempre resulta ventajosa para el bolsillo. Eso sí, siempre y cuado se hagan efectivas estas rebajas y no se cobre la energía a un precio único fijado de forma previa. Este ahorro se potencia si se utilizan los electrodomésticos en los tramos en que la luz cuesta menos. La denominada tarifa DH incluye 14 horas diarias baratas (desde las 23 a las 12 horas del día siguiente en verano) y otras diez horas más caras (desde las 13 a las 22 horas de la noche). Desde la OCU subrayan que estas tarifas «son las grandes desconocidas del sector eléctrico» y detallan que con ellas «se paga menos en concepto de peajes, con lo que el precio del kWh es más barato, por el consumo realizado en determinadas horas, a cambio de pagar algo más el resto del día».

Asimismo, desde la OCU destacan que la discriminación horaria conviene a una gran mayoría de usuarios ya que no exige un «cambio radical» en los hábitos al incluir también horario de mañana y recuerdan que algunos aparatos, como la nevera, funcionan durante las 24 horas del día. «Para recortar tus facturas solo es necesario un 30% de consumo en horario valle. De hecho, los hogares que no tienen contratada esta tarifa ya consumen un 50% en horario valle», aargumentan.

El ahorro que se puede conseguir con la aplicación de esta rebaja en el peaje de acceso va del 20 al 30%. «Un cliente sin discriminación horaria que consume 200 kw/h a un precio de 0,15 euros pagaría al mes en concepto de energía un total de 30 euros. Este mismo cliente con discriminación horaria si tiene un consumo en punta de 125 kW/h a 0,17 euros y 75 kW/h a 0,08 euros pagaría 27,25 euros», explica el CEO de Voltio Energía, Javier Palomo. En esta línea, Palomo añade que «cuanto más consumo tenga el cliente en tarifa valle más ahorro conseguirá». El CEO de Voltio Energía incide en que estas tarifas convienen también a las empresas ya que en las oficinas el mayor consumo se da por la mañana por el arranque del aire acondicionado o de la calefacción.

Para contratar esta tarifa -disponible tanto en el mercado regulado PVPC como en el libre- los consumidores deben disponer de un contador inteligente en su edificio, algo que es obligatorio desde finales del pasado- y contar con una potencia eléctrica menor de 15 KW. El cambio de contrato se realizará previa solicitud a la comercializadora por un precio de 9,04 euros en concepto de derechos de enganche.

Por su parte, el Gobierno está trabajando para que los consumidores conozcan esta modalidad de contrato en aras de reducir la cantidad que los españoles pagan en el recibo. Con este objetivo, en el decreto aprobado el pasado octubre, el Ministerio de Transición Ecológica incluyó la obligatoriedad para las empresas eléctricas de informar en las facturas sobre el coste simulado para el hogar si tuviera contratada la tarifa de DH frente al importe pagado en el recibo.