Teléfono: (+34) 959 249 313 (4 líneas)

BLOG

Sigue las últimas novedades con COMFINCA

Las deducciones olvidadas que conviene revisar en la declaración de la Renta

  • 01 de Abril, 2019
  • ABC

En la categoría de ayudas fiscales que dejamos pasar suelen entrar las aprobadas recientemente, las autónomicas y las menos frecuentes a nivel estatal.Antes de confirmar el borrador, no se olvide de revisar todas las casillas para no cometer errores. De este modo, no solo se evitará posibles sanciones, sino que también podrá aprovechar todas las deducciones a las que tiene derecho y que incrementarán la cantidad que le sale a devolver en la declaración de la Renta o bien, disminuir, la cuantía a ingresar. En la categoría de ayudas fiscales olvidadas suelen entrar las aprobadas recientemente, las autónomicas y las menos frecuentes a nivel estatal. A continuación, realizamos un repaso sobre las novedades de esta campaña y las deducciones que menos aprovechan los contribuyentes:

-Este año se podrán solicitar nuevas deducciones estatales como la referente a la inversión en empresas de reciente creación y por la que se aumentará la base máxima de deducción de 50.000 a 60.000 euros y se incrementará el porcentaje de deducción del 20 al 30%. Los contribuyentes podrán aplicar esta deducción por las cantidades satisfechas en el ejercicio para la suscripción de acciones o participaciones en estas compañías.

- En la Renta 2018 ee incrementa del 50 al 60% el porcentaje de deducción por rentas obtenidas en Ceuta o Melilla tanto para los contribuyentes residentes en dichos territorios como para los que no tengan su residencia habitual y efectiva en los mismos.

-Desde el pasado 1 de enero de 2018 está en vigor una deducción a favor de aquellos integrantes de una unidad familiar en la que uno de sus miembros resida en otro Estado de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, una circunstancia que les impide presentar declaración de la Renta conjunta. Con esta deducción se equipara la cuota a pagar por estos contribuyentes a la que hubieran soportado en el caso de que todos los miembros de la unidad familiar hubieran sido residentes fiscales en España.

-La deducción por maternidad (1.200 euros anuales) se podrá incrementar hasta en 1.000 euros adicionales cuando el contribuyente que tenga derecho a la misma hubiera abonado durante el año pasado gastos del hijo menor de tres años en centros de educación infantil autorizados.

-Este año también son de nueva aplicación el incremento de la deducción por familia numerosa (a partir del cuarto o sexto hijo) y otra por el cónyuge no separado legalmente con discapacidad. Estas dos ayudas fiscales solo serán de aplicación a partir del pasado agosto para el periodo impositivo de 2018 ya que solo se tomarán en consideración los meses posterioriores a la entrada en vigor de la Ley de Presupuestos Generales del ejercicio pasado.

-Conviene recordar también que existe un régimen transitorio para los contribuyentes que habían solicitado la deducción por alquiler con anterioridad y con las mismas condiciones existentes a 31 de diciembre de 2014. De este modo, el contribuyente tendrá derecho a la deducción por alquiler de vivienda habitual durante losperiodos impositivos en los que, como consecuencia de su prórroga, se mantenga la vigencia del contrato de arrendamiento celebrado con anterioridad a 1 de enero de 2015.

-Además, la deducción por adquisición de vivienda habitual, que también desapareció, continúa siendo aplicable para aquellos que compraron su casa o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013, tal y como han recordado los técnicos de Gestha. Estos contribuyentes mantienen el derecho a la desgravación en 2013 y años sucesivos, siempre que hayan deducido por esa vivienda en 2012 o en años anteriores.

-Existen también varias ayudas fiscales que otorgan las comunidades autónomas relativas a circunstancias personales y familiares, inversiones no empresariales o a plicación de renta. Estas deducciones suelen tener que ver con los gastos por estudios de los hijos, por nacimiento o alquiler de vivienda, entre otros beneficios fiscales.